Con la proclamación del presidente acerca de “Buy American- Hire American” (Compre Productos Americanos – Contrate Trabajadores Americanos) y con declaraciones de “no tolerancia” provenientes del Departamento de Seguridad Nacional y el Fiscal General, el servicio de inmigración, USCIS ha estado emitiendo decisiones ilógicas en muchos casos que no siguen la ley.

Nuestro sistema de inmigración está basado en leyes y regulaciones federales. Como abogado de inmigración certificado, escucho los informes de los inmigrantes y sus abogados en todo el país acerca de cómo el gobierno está ignorando la ley y negando casos de inmigración que de otro modo podrían aprobarse. En los casos de inmigrantes legales que se aprobaron previamente, como los inversionistas no inmigrantes, transferencias internas de una empresa u otros trabajadores temporales, estas personas han visto sus solicitudes de renovación negadas. La ley no ha cambiado, pero el gobierno con demasiada frecuencia elige ignorar la ley o está dando a la ley una interpretación sesgada que nunca se ha visto en un precedente histórico.

En mi oficina, como abogado de inmigración en Houston y en Miami he visto casos basados ​​en evidencias claras denegados. El USCIS en muchos casos está ignorando por completo la evidencia y negando los casos sin alguna explicación razonable o lógica, burlándose así del estado de derecho. Estamos viendo esta tendencia en todos los ámbitos, desde casos de deportación hasta casos de inmigración comercial, casos de inmigración por medio de matrimonio y casos de visas de estudiantes. También se está filtrando en el proceso de asilo político y en cualquier otro tipo de caso de inmigración.

Solía ​​ser que, si un caso se negaba erróneamente o porque el gobierno había hecho caso omiso a cierta evidencia, una persona podía presentar una Moción para reabrir o una Moción para reconsiderar su caso. Desafortunadamente, ese proceso también se está convirtiendo en una burla. O USCIS elige ignorar tales mociones para arreglar una negación, omitiéndolas durante años sin decisión (mientras la persona permanece sujeta a deportación mientras espera), o niegan la moción por motivos técnicos inapropiados e incorrectos sin considerar los méritos del movimiento En este punto, a menudo les digo a mis clientes que no se molesten.

¿Qué debe hacer un cónyuge estadounidense o una empresa patrocinadora cuando siguen todas las reglas y reciben una decisión injusta? Durante años, la respuesta final para mis clientes ha sido una litigación. Durante muchos años, he entablado demandas contra el Departamento de Seguridad Nacional y otras agencias gubernamentales por denegaciones ilegales de casos de inmigración. Si bien estos han sido pocos y distantes entre sí a lo largo de los años, el reciente repunte de negaciones ilógicas, injustas y, me atrevo a decir, ilegales, justifica la necesidad de presentar más demandas de inmigración.

En última instancia, un juez federal tiene la capacidad de ordenar la revocación de una decisión si es arbitraria, caprichosa o no de conformidad con la ley. Animo a los inmigrantes, trabajadores no inmigrantes, compañías, cónyuges estadounidenses de ciudadanos extranjeros, estudiantes inmigrantes y otros a impugnar estas negativas inapropiadas llevando sus casos a la corte federal y pidiendo a un juez federal que considere la evidencia (algo que USCIS casi siempre no hara).

Para obtener más información, su servidor, abogado de inmigración en Houston y en Miami puede ser contactado a [email protected], o al 713.850.0066 o 305.538.6800.